Witch Hunters

Tamaño de fuente: - +

El ladron de almas

Celeste describió cada objeto en detalle para que Calev pudiera recogerlas y aunque le llevo más tiempo del que imaginaron, lograron reunir todas las partes dispersa por los distintos lugares.

La bruja coloco los objetos dentro del cofre y luego le dio especificas indicaciones a Calev para que utilizara su poder y entregara el cofre a Helena.

El muchacho obedeció a cada indicación de la bruja hasta que ella le pidió algo a lo que se negaba rotundamente.

_ ¡No lo hare!_ negaba con vehemencia Calev dando unos pasos hacia atrás mientras Celeste caminaba hacia él_ ¡me niego a hacerlo!

_Tienes que hacerlo, es necesario_ insistía Celeste apremiante_ solo de este modo terminaremos con este asunto de una buena vez.

_No.

_Escucha…se que en estos momentos parece que me volví loca, pero te lo juro nunca en mi vida fui tan consciente de lo que hago como ahora, ¡hazlo!

_ ¡¡No!!

_No me dejas más alternativa entonces.

Calev retrocedió unos pasos más y cayo de pronto al suelo pues un ave gigante comenzó a atacarlo. Asustado se cubrió el rostro con las manos y cerro fuertemente los ojos, pero después de unos segundos, al notar que nada pasaba, los abrió con lentitud. Busco con la mirada a Celeste y lo que veo lo dejo helado.

Celeste se encontraba parada justo delante de él, una larga espada estaba atravesándola de lado a lado y detrás de la bruja se encontraba SoulStealer.

_Los encontré_ rio Soul sacando la espada de un golpe, después de lo cual Celeste escupió una buena cantidad de sangre pero no cayó al suelo, al contrario, giro sobre sí misma y se enfrento a Soul con una sonrisa ensangrentada que hizo que su enemigo retrocediera un paso asombrado.

_ ¿Solo por la espalda puedes maldito?_ le pregunto Celeste tomando la espada con la mano por el filo.

La mano comenzó a sangrarle también y mientras más trataba Soul de liberarla más sangre brotaba.

_ ¡Te atrape!_ rio la chica dando otro paso hacia su enemigo.

_ ¡Suelta mi espada bruja!_ rugió Soul pero Celeste tan solo reía y continuaba avanzando hacia él.

_Juguemos un poco…_ le dijo la bruja con su típico tono de burla y apretó mas el filo de la espada_ dejemos que los niños se vayan… Calev ya sabes lo que tienes que hacer.

El muchacho se puso en pie, tomo el cofre, lo metió dentro de la mochila que había recogido de la mansión con sus poderes y se lo coloco a la espalda.

_ ¡Te ayudare!_ le dijo a la chica pero ella lo miro con furia y negó.

_ ¡Vete! Depende de ti entregar eso a tiempo.

_Es que… Celeste… no puedo dejarte…

_Te digo que te vayas, este maldito percibió que teníamos el cofre, por eso desvió su trayecto, debes tomar ventaja y alejarte junto a los demás, ve a donde te indique con tus podres y reúne al resto, ¡Cumple con tu parte!_ ordeno la chica abrazándose al cuerpo de Soul para atraparlo_ ¡Rápido!

Calev temblaba y respiraba agitado, cuando la bruja le dijo que debía irse y dejarla sola al llegar el enemigo, internamente se dijo que no sería capaz de hacerlo, pero ahora comprendía que ella estaba sacrificando su vida por una causa aun mayor y que si no cumplía con lo que le había pedido, este sacrificio seria en vano, asi que apretó más la mochila contra su espalda y asintió, aun cuando una buena parte de él, deseaba quedarse a luchar.

Cerró los ojos un segundo y luego saco la daga que aún no guardaba en el cofre y que era parte de las piezas para obtener el talismán de la diosa, corrió hacia donde se encontraban, Celeste y Soul aun unidos por el abrazo de ella y hundió la daga en el cuerpo de ambos.

Celeste quedo en medio entre Soul y Calev, la daga la atravesó a ella y también a Soul, la sangre broto aún más hasta manchar las manos del joven hechicero y sus respiraciones estaban pausadas.

Soul abrió la boca dejando escapar un fuerte grito de dolor, empujo a Celeste para liberarse del fuerte apretón de ella pero apenas si logro separarse un poco de su cuerpo, la chica aún lo tenía fuertemente sujeto con ambas manos.

_ ¿Piensas huir?_ le pregunto sarcástica al tiempo que se apretaba más a él_ ¡aún no termino contigo maldito bastardo!

Ella sabía perfectamente que Soul había acabado con la vida de su hermana Hope y también con la vida de Jasper, incluso sabia que antes de que percibiera que el cofre con todos los objetos los tenían ellos, iba tras Helena y Ansel.

Por ello debía evitarlo, tenía que impedir que los alcanzara.

_ ¡Suéltame maldita seas!_ grito con furia Soul clavando el cuchillo que siempre mantenía oculto en su manga en el costado de la bruja para poder liberarse.

Pero cuando estaba por escapar de la chica, Calev corrió hacia él, recogió la espada que había caído al suelo y la hundió con fuerza en su cuerpo.

Entonces sí, Celeste lo soltó y se tambaleo mirando a Soul al tiempo que Calev volvía a retroceder colocándose a un lado de la chica.

_ ¡Estas acabado maldito!_ sentenció la bruja cayendo de rodillas después de que también cayera Soul, pero este en lugar de parecer derrotado, mantenía la sonrisa en los labios, lo cual hizo estremecer a los dos jóvenes.

_Te felicito bruja, tu plan ha sido bastante bueno, debo reconocerlo_ le dijo mirándola a los ojos_ y hubiese resultado si no fuera porque olvidaste un pequeño detalle…

Celeste intento ponerse en pie con la ayuda de Calev al ver que Soul lo hacía. El sonreía y la bruja pensaba frenética que se le había pasado por alto, aunque para cuando se dio cuenta ya era demasiado tarde.

_ ¡¡¡Yo…soy el ladrón de almas!!!_ grito Soul levantando la mano hacia ella.

El cuerpo de Celeste se elevo unos pocos centímetros del suelo y se arqueo hacia Soul, un grito agudo escapo de los labios de la bruja y su piel se volvió cada vez más cenizo, hasta tornarse blanco como el papel.

Calev intento ayudarla pero le fue imposible, recordando las palabras de Celeste, mantuvo la calma y apretó fuertemente los puños, al tiempo que retrocedía lo suficiente como para tener una prudente distancia de Soul, entonces a pesar de que las lágrimas lo cegaban, espero el momento indicado…



Laura Bryn

Editado: 29.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar