¿y Si Fueras Tú? #1 Amelia [completa]

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 10

El camino a casa me pareció terriblemente largo. El ambiente en el carro se sentía pesado y note a Chase ansioso. Aparco el carro en la entrada y lo mire con la esperanza de que lo dejara estar por esta noche.

 

Como era de esperarse Chase me dirigió una mirada seria y salió del auto, blanqueando los ojos y lamentando mi mala suerte salí y lo seguí hasta la casa. Chase mantuvo la puerta abierta para mí y entre, me adelante y subí los escalones esperando llegar a la habitación antes de tener que empezar con las explicaciones.

 

—Amelia, ni se te ocurra. Tenemos que hablar —dijo desde la escalera y maldije por lo bajo, ¿porque todo tiene que pasar esta noche?, pensé.

 

—Chase, te aseguro que no es un buen momento. ¿No puedes solo dejarlo estar? —pregunte con la esperanza de que fuera tan comprensivo como Jasón, debí suponer que los hermanos Connor no se parecen en nada cuando contesto.

 

—No, me debes una explicación y la quiero ahora —dijo haciéndome una seña para que pasara a la habitación, bufe y opte por no contradecirlo, no me siento emocionalmente lista para discutir con él.

 

—Amelia, te aseguro que mi paciencia es reducida. Sera mejor que empieces a hablar y quiero la verdad —dijo mirándome fijamente a los ojos, aparte la miraba valorando mis posibilidades de librarme y al no encontrar ninguna suspire.

 

Me acerque al tocador y retire todo el maquillaje de mi rostro, ate mi cabello en una desordenada cola sobre mi cabeza y me acerque al armario, me sentí intimidada por su mirada contra mi cabeza y opte por no retirarme el vestido en su presencia. En su lugar entre al baño y me quite el vestido, escuche el bufido de Chase y me pase una bata por los hombros.

 

Dándome valor salí y lo enfrente.

 

—Chase por favor, hay cosas de mi pasado que no quiero contar —dije acercándome a su lado y sentándome en la cama, Chase me observo con el ceño fruncido y se cruzó de brazos.

 

—No Amelia, te di espacio. No te presione con todo el asunto de Jasón. Y te juro Amelia que me ha costado todo mi autocontrol no presionarte para que me digas la razón de las marcas en tu espalda pero no voy a ceder con esto. Vas a decirme ya mismo todo lo que necesito escuchar —dijo y me encogí un poco ante su tono de voz, Chase siempre es divertido y relajado, se la pasa con una sonrisa pícara pero esto, es intimidante.

 

Un Chase completamente serio da miedo.

 

— ¿Y si me niego a decírtelo? —pregunte necesitando saber cuál es mi alternativa. La expresión de Chase cambio y vi reflejado en sus ojos la más pura rabia y contuve el impulso de retroceder en la cama.

 

—No me tientes Amelia, no es una negociación. Vas a contármelo —cerré la boca firmemente y contuve el impulso de contestarle. ¿Quién se cree que es?, él no puede ordenarme nada.

 

—Si me quisieras de verdad no estarías presionándome —dije incapaz de retener mi lengua, y me negué a mirarlo. En su lugar fije mis ojos en el acolchado y lo sentí levantarse.

 

Espere a ver qué haría cuando lo vi en frente mío, levante la cara para mirarlo y empecé a retroceder en la cama. Chase alzo una ceja y me sujeto del tobillo, acto seguido me jalo de nuevo hasta él y me tomo de la cintura girándome de modo que mi estómago estuvo sobre el colchón.

 

—Chase… ¿qué estás haciendo? —dije con un hilito de voz, sentí como se inclinaba sobre mi cuerpo hasta que estuvo junto a mi oreja.

 

—Lía, te lo advertí. Vas a ver lo que pasa cuando intentas jugar conmigo —susurro y un escalofrió de placer me recorrió ante su tono. Sus manos tomaron la bata y la quito de mi cuerpo dejándome en ropa interior de espaldas a él, me sonroje siendo consciente de las marcas y trate de apartarme pero él en un rápido movimiento me sujeto, paso su mano lentamente por mi espalda y mi centro palpito de placer.

 

Las manos agiles de Chase se decidieron del sujetador y jadee al sentir como bajaba la mano y sin contemplaciones la introducía entre la braguita. Gemí al sentir sus dedos en mi centro y me arquee hacia arriba, la otra mano de Chase se posó en mi espalda y me volvió a pegar al colchón.



AnnLlyn

#12690 en Novela romántica

En el texto hay: traiciones, amor, amores del pasado

Editado: 16.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar