¿y si lo intentamos?

Tamaño de fuente: - +

Salida

-Y es así como Napoleón Bonaparte logró entra a Francia mientras que en América se estaba por comenzar la independencia.- dijo la señora Palmer anotando unas cosas en la pizarra. Mis ojos ya no daban más, el sueño que me embarga es tan fuerte que debo apoyar mi cabeza sobre mis brazos.

Cuando levanto la cabeza miró hacia el lado y veo como Luke tiene la cabeza ladeada y apoyada en su brazo de modo que la maestra no le vea la cara, lo ayuda mucho el lugar donde está sentado, en cambio yo, estoy en frente a la maestra.

Veo la hora y maldigo la media hora que aún falta para el receso. Decido pedir permiso para ir al baño que recibe una respuesta positiva. Camino por el pasillo y me apoyo en un casillero mientras cuento los segundos para no quedarme dormida. Me dirijo al baño y me lavo la cara.

De vuelta al salón veo como Luke me dirige una mirada y suelta una risa, se me es inevitable no sonreír y devolverle la mirada pronunciándole en mudo un "moriré". Se ríe y veo que escribe algo en su cuaderno. Veo a Alice que me mira con una ceja levantada y niego con la cabeza.

-Debemos hablar.- le digo en un susurro a lo que ella asiente con la cabeza.

La media hora se pasa eterna hasta que suena el timbre. Al salir de la sala de clase veo como Eleanor está apoyada en la pared esperando a Luke y tecleando unas cosas en su celular, chocamos mirada y ella vuelve a su celular y yo me doy vuelta para dirigirme hacia afuera. Debo admitir que Eleanor era hermosa, su pelo es de un color caoba intenso y es muy delgada, sin embargo, no estoy segura de cómo es su personalidad ya que poco y nada la conozco.

Una vez que estamos fuera, nos sentamos en una banca y Alice suelta un suspiro.

-Bueno ayer lo llamé decidida a decirle todo lo que sentía y así acabar por una vez por todas con esto.- dijo mirando un punto fijo en el suelo.- Me estaba haciendo mal y sé que en este momento yo no soy su prioridad, y créeme que se lo iba a decir... con unos insultos de regalo.

Ambas nos reímos por su última frase. Alice volvió a ponerse seria y se perdió en un punto detrás mío.

-Y pues antes que dijera algo, soltó que había vuelto con Beth.- dijo ahora mirándose las manos.- Así sin más, directo al hueso.

-¿Y cómo te sientes?.- dije poniéndome en su lugar, cosa que no me era tan difícil. Si Luke y yo hubiéramos estado como Alex y Alice, lo más probable es que estuviera destrozada, el problema siempre fue que Alex nunca decidió.

Y pues nadie quiere recibir amor a medias.

-Aunque no lo creas, siento un peso menos sobre mí.- me dijo sonriéndome.- Además...- no terminó de hablar, pero pude notar que su sonrisa estaba dirigiéndose a un punto en específico. Vi como sus ojos brillaron y pude adivinar a quien estaba mirando. En ese momento agradecí que Alex no estudiara aquí.

Dirijo mi vista a donde miraba Alice y pude ver como Ian estaba hablando con sus amigos, incluidos Luke y Eleanor y supongo que, una amiga de ella. El sujeto que se había ganado la mirada de mi amiga hablaba emocionado y con movimientos de manos extra.

Alice me miró y las dos soltamos una carcajada y volvimos a verlo. Esta vez, mi mirada no se dirigió a Ian sino a Luke, Eleanor estaba hablando fervientemente con su amiga y Luke estaba sentado con sus brazos sobre sus rodillas y las manos entrelazadas. Miraba para abajo, y las ganas de acercarme no me faltaron, pero la idea fue desechada inmediatamente cuando recordé que Eleanor estaba a un lado. Digamos que mi precencia no es muy agusto para ella.

Levantó la cabeza y nuestras miradas se cruzaron. Le fruncí el ceño y arrugué la nariz.

Él soltó una risa y sacó su celular, tecleo unas cosas y luego lo apuntó para indicarme que viera el mío.

Sonó el timbre y le lance una última mirada a medida que me paraba de la banca, Alice tomo mi gancho y me dio un codazo en las costillas.

-¿Que fue eso?.- me dijo acercándose a mi oreja.- ¿Juego de miradas con Luke?

-Ay por Dios solo nos miramos. - dije lanzando mi cabeza para atrás exasperada.

-¿Que te dijo que vieras? No creas que no vi cuando apunto su celular.

-Pero que intrusa me has salido Alice O'Connell.- dije entrando a la sala de clases y sentándome en la silla. Desbloqueé mi celular y vi el mensaje.

"A las 4 en la salida ;)"

Alice soltó un chillido de emoción y se sentó en el lado donde iba Sam.

-¿Saldrán?.- me dijo con una sonrisa gigante.

-Sí, pero.- dije enfatizando en la palabra.- Es solo una salida de amigos.- dije restándole importancia y abriendo el cuaderno.- Además amiga, recuerda que tiene novia y sé que está enamorado.

-Sí, puede que esté enamorado, pero eso no impide que sientas otras cosas por otras personas...- dijo mirándome. Inmediatamente una sombra de tristeza pasó por su cara.- Aunque... no quiero que termines como yo y Alex.- dijo bajando la mirada.

-Lo sé, no me meteré en su relación. Y menos si no estoy ni siquiera cien por ciento segura de lo que siento yo.

-Está bien Emma, cuando sepas y tengas claro lo que sientes todo se hará un poco más claro. Y recuerda. - me dijo tomando mi mano.- Sabrás cuando será el momento de reaccionar, créeme.- dijo con una sonrisa triste en su lindo rostro.



María Vergara

#1385 en Novela romántica

En el texto hay: amigos, amor, primer amor

Editado: 16.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar