¿y si lo intentamos?

Tamaño de fuente: - +

Noticias

NOVIEMBRE

Estábamos sentados en la sala del cine esperando que las luces se apagaran y la película se dignara a comenzar. Luke y yo habíamos descubierto una saga de películas de ciencia ficción que justamente su última parte salía hoy por lo que hicimos una full maratón antes para poder asistir al estreno. Vi la hora ansiosa y aún quedaban cinco minutos para la hora de la función. Luke se acercó al bote de palomitas que se encontraban en mi regazo y saco un puñado de ellas. Alcance a golpear su mano, pero eso no impidió que abriera su boca de una manera brutal para meter los maíces explotados en ella.

-¡Es un pecado comer antes de siquiera las luces se apaguen!.- le dije en tono indignado.

-Ay Emma, de igual forma terminaran aquí.- dijo mientras acariciaba su estómago dándome una sonrisa inocente. Rodé los ojos y negué con la cabeza no pudiendo evitar que mis comisuras se elevaran.

Con él es imposible, lo siento.

Luke se concentró en su celular un momento y yo me puse a apreciar su perfil. Tenía una linda nariz acorde a las demás facciones de su rostro que lograba darle esa armonía, aunque no sean del todo perfectas. Su quijada se marcaba y sus cejas tupidas se encontraban en el centro de su ceño por la concentración que estaba teniendo en su celular.

Una sonrisa se asomó por mi cara y quise reír cuando recordé el encuentro de Luke y Thiago hace aproximadamente un par de noches, justamente cuando estábamos en nuestra maratón.

Estaba apoyada en el costado de Luke mientras su mano descansaba en mi muslo. Una manta cubría nuestras piernas y sobre ellas descansaba un tazón con cereales Froot Loops.
Mis ojos se sentían cansados por todo el tiempo que habíamos estado viendo la televisión, en cambio Luke, se veía muy atento a lo que estaba pasando en la pantalla y se me hizo inevitable acercarme a su mejilla para depositar un suave beso en ella. Luke sonrió sin despegar su mirada de la pantalla.

-Quiero hacer pis.- dije parándome del sofá.- Y lavarme la cara.

Luke pauso la película y antes de que me alejara tomo mi mano para depositar un beso en el dorso de esta.

-Hace unos meses quien diría que estaríamos así.- comentó mirándome hacia arriba puesto que el seguía sentado. La sala se encontraba a oscuras haciendo que la luz de la televisión reflectara el brillo de los ojos grises de Luke los cuales me miraban de una manera penetrante. Una de las cosas que me encantaban de Somers era la intensidad de su mirada.

-Creo que todos menos nosotros. - dije riendo. Luke lo pensó un momento y asintió con una mueca de aceptación en su boca.- No le pongas play hasta que llegue Somers.

Me dirigí al baño a hacer lo que mi vejiga gritaba en necesidad. Al mirarme al espejo hice una mueca de horror al ver la maraña de pelo que había en un lado de mi cabeza, el rímel medio corrido y los ojos hinchados producto del brillo de la pantalla. Me hice una coleta alta, desmaquille todo mi rostro y me eche una gotita especial para aliviar el cansancio de mis ojos.

Al salir la luz de la sala llamo mi atención, fruncí el ceño un momento y mis ojos se abrieron ampliamente al sospechar de quien había llegado a casa. Avancé por el pasillo y mis ojos vieron a Luke y a Thiago frente a frente. Mi tío como siempre adopto la postura de intimidación y Luke pasaba la mano por su cabello dejando ver lo nervioso que se encontraba.

-Hola Thiago.- dije acercándome con un poco de gracia. Le di un pequeño codazo indicándole que se portara bien y el solo entorno los ojos aún más a Luke.- Ya conoces a Luke Thiago

-Si pero hace tiempo no lo veía por acá.

Luke y yo nos miramos de forma cómplice y Thiago lo notó.

-¿Hay algo de lo que tenga que enterarme?.- dijo en un tono exigente que a mi no me causaba ni una pizca de intimidación. Lo conocía demasiado para saber que su único objetivo era poner incomoda a la visita.

Iba a decir algo para desviar el tema, pero Luke se me adelanto sorprendiéndome con sus palabras.

-Señor Thiago.- dijo poniéndose recto. Mi ceño se frunció y lo mire con una mirada inquisitiva.- Emma y yo... estamos juntos.

Gracias a Dios mi mandíbula mantenía mi dentadura en mi estructura ósea o sino ya estaría en el piso. Mire a Thiago quien tenía una expresión de "no era lo que esperaba". Luke pasaba su mirada entre mi tío y yo con expectación. Una sombra de sonrisa quiso posarse en mi rostro por lo que había dicho: "estamos juntos". Era la primera vez que se refería a nosotros de esa manera y la verdad es que me encanto. Aprovechando el momento de valentía de Luke me pare a su lado para asentir con la cabeza apoyando lo que había dicho. Thiago solo nos miró y si no lo conociera tanto no me hubiera dado cuenta el atisbo de sonrisa que quiso aparecer en su rostro. Asintió con la cabeza y entorno los ojos hacia Luke cargándolos de una advertencia que él entendió, giro sobre sus pies y subió las escaleras con Cooky siguiéndolo moviendo su cola de lado a lado.



María Vergara

#7191 en Novela romántica

En el texto hay: amigos, amor, primer amor

Editado: 16.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar