Y tú...¿le tienes miedo a la muerte?

Tamaño de fuente: - +

Espíritu errante

Mi mente se borró por mucho tiempo, no sabía quién era o que es lo que hacía, hasta que, pude recordarlo; mi historia, mi vida y mi hijo. En ese lugar me encerraron cual perro rabioso para ocultarme de las murmuraciones de los demás, me hicieron sufrir al dejarme sola, quise olvidar todo, excepto una cosa, mi hijo, ¿y de que sirvió si al final me lo quitaron?, quería tener una vida con él y ya no está, simplemente quede sola, vagando eternamente en la oscuridad.

Tal vez estoy loca, tal vez no, quiero gritar, quiero llorar, hace tanto tiempo que paso, pero aun así lo recuerdo, el dolor, las lágrimas, los gritos… mi hijo. Quisiera regresar el tiempo y pelear por él, ya hace más de cien años que sucedió y aun me duele. Vagando con este cargo de conciencia que nunca me dejara vivir en paz —si es que a esto se le puede llamar vida— el sufrimiento se hace más grande, si tan solo pudiera encontrar el lugar en donde está, pero no quiero regresar a donde ocurrió todo, mi pesadilla, mi dolor… mi hijo, mi pequeño hijo abandonado, pero no fue mi culpa, yo no lo quería abandonar, me lo arrebataron cuando nació

Pero ahora, puedo regresar a ese lugar, buscarlo, demostrarle que a pesar de que pasara un siglo aun lo recuerdo… y lo necesito.



Serket WGS

Editado: 04.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar