¿yo, soy tu Mate?

Tamaño de fuente: - +

5. SOSPECHAS DE UN CAZADOR

Capítulo dedicado a Vero Escobar.

Gracias por dar me gusta a la historia, eso ayuda a ganar reconocimiento de la historia y de esa forma llegar a más lectores. Pero principalmente te agradezco por leer. MUCHAS GRACIAS VERO. BESOS.

 

 


C ELINE...

Junto a mis padres –yo en medio –  vemos SON COMO NIÑOS. Ya la vi un montón de veces y como siempre me muero de la risa.

Veo atentamente  la película cuando  inquieren sobre qué hablamos con Cristal –recuerdo lo de la fiesta – ¡Que cabeza dura como se me pudo olvidar y aceptar sin preguntarles si me dejan ir!

—Ehhh, charlamos de libros, música y películas. En especial de la película de cazadores de sombras. La vi y no me gusto el final. Ósea se amaban pero resulto que eran hermanos, fue un gran giro en la trama y termino como si nada pasara. Como si que el chico que te gusta al final resulta ser tu hermano es lo más normal del mundo. Pero lo interesante es que hay una seria llamada SHADOWHUNTERS, y en libros hay una trilogía y saga. Yo conformándome con ese final pero resulta que había otras fuentes en las que la historia está más desarrollada— Termino con mi monólogo.

— ¿Qué nos ocultas?—  Pregunta mi padre.

— ¿Qué? Nada—   Respondo a la defensiva.

—Cariño, siempre hablas rápido y con largos monólogos cuando nos ocultas algo—  Afirma mi madre.

Bueno, no esperaba menos, me conocen desde que era un embrión en el vientre de mi madre y 16 años de intentos de ocultar mis travesuras les sirvió para detectar cuando no digo la verdad.

—No lo ocultaba, se me olvido de decirles, bueno de pedirles permiso—  Confieso con la mirada en mis palmas.

— ¿Qué quieres pedir tesoro?—  Inquiere mi padre con su mano en mi espalda, dándome cariño.

—Cristal, me invito a una fiesta—  Lo suelto finalmente, es como quitarse un peso de los hombros.

Otros chicos de mi edad guardan secretos, mienten y no sé qué más pero lo hacen con gran facilidad y por más tiempo que yo. Debe ser algo que los adolescentes desarrollamos bajo un ambiente social en el que convivimos. Pero claro yo no me desenvolví en el mismo ámbito.

Lo primero que se aprende al tener amistades es no decir verdades, ocultarlas y mentir por las razones más obvias, apoyar a un amigo. 

Es simple lógica. Y no la aprendí por tener amigos.  Lo hice por simple observación. 

—No vas a ir— Declara mi mamá.  ¿Perdón, qué paso?

Yo y mi peculiaridad de perderme en mis pensamientos por mucho tiempo. Rayos lo estoy haciendo de nuevo.

No en realidad no. Lo que hago ahora es ¿hablar con migo misma?

No, no es eso. Si lo fuera habría otra vocecilla contrariándome o apoyando. Aunque si ollera voces en mi cabeza estaría loca ¿no?

Huy, ya me fui del tema. ¿Qué pensaba?

Ahhhh, sí. Era sobre ¿qué estoy haciendo?

¿Qué estoy haciendo?

Rayos creo que mi mamá espera una respuesta o algo parecido. No sólo ella, ambos me miran ¿serios?

¿En qué momento se ganaron enfrente de mí?

Genial no puedo ver la película.

¿Me dijo algo?

Sonrió —Perdón, ¿qué dijiste? mami— Es mejor ser amable, por si me mande una.

—Que no iras a esa fiesta— Ahhh, era eso. No me mande ninguna. ¡Yeiii! –celebro con brinquitos mentalmente–

Alto. ¿Fiesta?

Fiesta, fiesta….fiesta… ¡Claro a la que me invito Cristal!

¿No me va a dejar ir? Hay no, yo si quiero ir. Al principio no, pero Cristal me presentara a sus amigos. Al menos ya conocería a algunos en la prepa.

¿De qué modo los adolescentes consiguen salirse con la suya? Creo que convenciendo a los padres de que es injusto. Pero ¿cómo lo hago?

¿Debo estar molesta? Supongo que sí.

— ¡¿Qué, por qué?!— Exclamo en un tono fuerte, pero no gritando, con el ceño fruncido. Levantándome de inmediato del sillón viendo a mis padres a la cara.

—Céline, eres chica para ir a ese tipo de fiestas— Ni tanto. Ya no soy una niña.

— ¿Cuáles papá?— Parece que lo digo molesta por el tono de mi vos, pero en realidad no tengo idea de cómo son esas fiestas. ¿Serán como lo pintan en las películas?

—Con alcohol, borrachos, drogas…—

—Mamá, no exageres… —  La interrumpo antes de seguir con su lista de cosas malas. Eso sólo pasa en películas—Si va haber bebidas y algunos se embriagaran pero nada más— No tendré idea de cómo son las fiestas pero sí que obviamente habrá alcohol. No soy tan ignorante del tema.

—Hija, así son esas fiestas—  Afirma mi papá.

—Cristal, estará con migo— Y también sus amigos. En especial un rubio guapetón. Bueno eso me dijo Cristal. ¿Sera más guapo que Lucas?

Recuerdo el beso que me dio, fue en la nariz pero fue un beso. Uno tierno.  
  
—Sí por un momento y luego te dejara sola para embriagarse con algún chico— Regreso de mis pensamientos.

Ya basta de pensar. Trato de convencerlos de que me dejen ir y me la paso en las nubes.

—Mamá, ella no haría algo así— No pienses, no te vayas a la luna.

—Oigan, hablando de Cristal. ¿Por qué la veían tan raro?— 


Okey la respuesta no me gusto para nada. Cómo que parece ser problemática. Fueron ellos quienes me enseñaron que no se juzga a las personas sin conocerlas. Y de todas formas ella tiene la apariencia de una chica amable. En lo poco que conviví con ella vi a una chica simpática. Nada que ver con lo que piensan mis padres.

Después de una pequeña discusión con nada de gritos finalmente no cambiaron su decisión. Frustrada me fui a mi cuarto.

Me tiro en mi cama boca abajo. —Bueno al menos lo intente—
Me estiro para tomar el celular de la mesita de luz, me volteo viendo al techo. Reproduzco mi lista de In This Moment, quedándome en la misma posición.



Rosa Negra del Desierto

Editado: 07.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar