You and Me

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 8: Los Wislet.

 


                           Capítulo 8: Los Wislet.

 


Abril del 2001.(Pasado) 


Una mansión de color cálido, cremoso tan común por fuera, aunque era todo lo contrario en su interior, se encontraba lejos de la ciudad de New York, una familia adinerada se hospedaba en ella cada primavera, esa familia eran los Wislet. 


El señor Wiselt era un hombre alto, sus ojos eran azules y su cabello un castaño, aunque su apariencia se podía decir que era joven, aunque tuviera bastante edad, cada mañana vestía formalmente con saco, pantalones de vestir combinados con unos zapatos negros a la moda era un político distinguido  que se podía esperar o eso había escuchado en los pasillos de la gran mansión al parecer se había divorciado una vez  y termino teniendo la custodia de la niña de su antiguo matrimonio  aunque definitivamente nunca conocí a su madre. 

 

El señor Wiselt nunca las acompañaba a su familia o falsa, ya que es un obsesionado con el trabajo o eso dejaba ver había veces que faltaba hasta por días. 


Al parecer no quiso entregársela a la madre. 


La señora Wiselt, su actual esposa es de estatura mediana, vestía con saco y enaguas una vez hasta la vi con un vestido negro súper ajustado que llamaría hasta la atención del menos deseado.  


Es de alto mando o eso parecía, aunque una vieja arpía, es que esa palabrilla no le llegaba ni a los talones ¿cómo decirlo? no contaba como ofensa ella era más que eso era mucho más que no me alcanzarían las palabras existentes para describírselas.


Tiene una pequeña hija de unos 6 años parecida a la pequeña hija de señor Wiselt. 


Pero si me hubieran pregunta que sucedía en esa casa. Hubiera llorado con cada palabra hubiera expresado por qué estar entre esas grandes paredes era como estar en un infierno puro era una desgracia.

 

 Y sí que lo era. 


La familia Wisted no era como parecía era más el tipo de familia psicópatas su casa se encontraba encerrada en grandes muros rodeados de espigas de rosa roja ¿demasiado común? ¡no lo creo! parecía algo muy elegante, aunque no solo se utilizaba para la decoración. 

 


Se utilizaban para que nadie saliera excepto él señor y la señora esta última rara vez salía parecía muy sonriente y llena de vida su cabello rubio hasta la cintura sujetado con una coleta, siempre se caracterizaba andar de color negro, blanco y azul suena raro, pero así era esa mujer y lo que no podía faltar eran sus tacones rojos con punta fina siempre me pregunte por que tenía es rara posesión.  

 


¿Pero quién de ellos era más psicópatas? En realidad, tenía la tendencia de dudar de las personas, pero ellos eran mis patronos,mi trabajo era trabajar ,contradictorio no ,he ignorar lo que sucedía. 
 

Hasta un momento. 


El momento cuando me importo. 


Cuando todo lo que sucedía no lo podía ignora. 


Cuando descubrí la vedad. 


Cuando quise escapar. 


Se detuvo el tiempo todo lo que había vivido era como un sueño, un tonto sueño que estúpido no llegar a pensar que la vida no es como parece y también las personas, me confundí, mi error.  


Cuando no tenía razones para quedarme, ni tampoco es que quería no se confundan no todo era como parecía hasta el día que descubrí la verdad o hasta logramos escapar se preguntaran ¿Cómo? logramos? si señores utilice el plural, esa vez recordé que las vidas de los seres humanos valen mucho, nadie puede ponerle un valor. 

 

El valor también te lo das tú, pero en este caso no fue que a ella no se diera valor solo nadie se lo dio a ella, una niña que no hizo nada malo más que nacer y vivir con la persona equivocada. 

 


Todo inicio como un día común como que ¿común? se preguntaran, si común el señor salió temprano de la casa, la señora se despertó temprano su hija se levantó a molestar a su sirvienta yo por el momento me encontraba a salvo, aunque no lo supiera por que no era ella, la sirvienta, pero pobre de Mila esa niña era un total, me perdonan por la palabra pequeño DEMONIO. 

 

Ese día la pequeña niña la hija del señor de la casa, se encontraba ayudándome con el almuerzo 

 

Yo me encontraba a cargo del almuerzo lo demás era lavar y limpiar la casa.Recuerdo que la chica no hablaba mucho solo respondía moviendo la cabeza. Siempre pensé que no hablaba, pero nunca le pregunté a nadie porque el respeto me ganaba pensé que lo haría en su momento y yo esperaría. 


La niña terminaba de cortar algunos vegetales, recuerdo la vez que le enseñé, la niña es bastante hábil me sorprendí por un momento, porque niños de su edad se llevan media papa en su primera cortada y lo aseguro yo no era la excepción.  


La miraba como una madre orgullosa de su hija cada vez que cortaba con tanta precisión. 

 



Halsey L.

#4407 en Otros
#692 en Humor
#6902 en Novela romántica

En el texto hay: suspenso, recuerdos del pasado dolorosos, drama amor

Editado: 18.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar