You and Me

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 11: Ryan Lethaby Y Su Pasado.

           

     Capítulo 11: Ryan Lethaby

                  Y Su Pasado.


                                  #Ryan Lethaby 


Domingo 23 de octubre del 2022. (Futuro). 


-Si te logro ganar corriendo 3 vueltas al gimnasio y encestar una bola de baloncesto me compraras un helado. 


-Si por lo menos lo lograras-menciono sacándole la lengua. 


-Eso dirás cuando pierdas, preferiblemente quiero un helado de Almendras ha y que no se te olvide, que este decorado de fresas con crema-dice alzando su dedo en señal de exigencia.


-Tan exigente mi lady, si todavía no ha ganado -respondo con reproche. 


-No hace falta sé que lo tengo en la palma de mi mano-responde guiñándome un ojo. 


-De mi parte solo pido una pequeña petición-respondo con misterio. 


-¿Cuál será esa petición?-pregunto, levantando una ceja. 


-La sabrás cuando gané-me volví así un lado del gimnasio. 


-Si claro-Ella saliendo a toda velocidad corriendo por el gimnasio, pero era su sarcasmo era lo que más resaltaba de su aptitud, pero era lo que la hacía más misteriosa y diferente. 


-Eso es trampa. 


-Recuerda que no pusimos reglas solo tenías que correr y encestar-reitera.


Corro a toda velocidad. 


-Con que me rayas-menciona con sarcasmo. 


Ella apresura el paso. 


Me saca una vuelta. 


-Solo espérame-suplico.


Sonríe. 


-Me dijiste que no habría compasión. 


Sonrió. 


-Ya te alcanzo. 


Me faltaban 1 vuelta. 


Ella se encontraba encestando. 


Pero fallaba. 


Hasta que llegue. 


Lance el balón de baloncesto y callo fuera. 


-Eres malo. 


-Tú no eres la excepción-respondo.


Ella tira y encesta. 


-Listo. 


Me debes un helado con crema un helado con crema-dice repitiendo como una niña. 


-Pareces una niña. 


Sonríe. 


-Lo bueno de ser niño es que imaginas las cosas más bonitas del mundo. 


-Y cuando creses vez que el mundo no es de esa manera.


-Tuche-responde ella.


Sonrió. 


-Mi Lady-menciono.


Ella sonríe. 


-Recuerdos la primera vez que te conocí. -menciono con melancolía. 


-Siempre tan directo-responde.


-Algunas cosas no cambian. 


Ella sonrió.


-Cuéntame la historia desde el principio ¿Cómo consiste a mi madre? y también sobre tu padre nunca me contaste sobre tu infancia.  


-Fue un poco problemática, pero aun así seguía extrañando cada pequeño momento que vive con ellos, aunque todo fuera pura violencia. 

Seguir con mi vida había sido inútil después que recordé que mi vida era una basura y no solo eso también el peso de mis hombros mi padre quiere que sea el mejor en todo y ¨todo¨ no tiene ninguna acepción, pero eh pensado en las cosas que pasaron esa vez que te conocí. 


-Yo no cambie nada soy una persona común con aires de grandeza que siempre a echo locuras. 


Sonrió irónicamente 


-Eres más que eso eres una persona cálida pero fría, sonriente, pero amargada pero aun así las chicas no te superan en nada porque es tan única, tan diferente y tan rara que nadie lograra ser como tú de ninguna manera porque nadie, logró o lograra hacerme sentir tan bien como lo haces tú. 


-Vaya poeta.-dice con ironia.


Sonrió.  


-No te confundas Ryan yo soy la peor persona que a pisado esta tierra. 


La sonrisa desapareció de mi cara. 


-Uno nunca sabe de dónde puede venir un salvador, si es un ángel o un demonio mientras alguien te socorra te hace sentir bien a salvo y no me malentiendas eres como un ángel que me hizo cambiar. 

Pero ya sabes cómo todo en la vida puede cambiar de la noche a la mañana, Italia es una de las cosas más lindas, pero se convirtió en un calvario y desde ese momento dejaste de ser la misma, cambiaste y no para bien, tienes deseos de hacer pagar a los responsables es tan grande que puedes llegar a hacer locuras. 


-Pero al final llegues a recordar que todo no es como parce, yo sigo siendo la responsable de que toda esa gente muriera y por eso deje de ser lo que era o como tú lo dijes un ángel para convertirme en un total demonio. Ryan no puedo hacer nada, todo pasara y todo cambia tal vez ese yo no existía solo era un bagá ilusión. 


-Recuerda que en mi perspectiva siempre serás mi salvadora es como te miro, yo no te miro como una asesina o como una egocéntrica, yo no te miro así, cada persona tiene sus perspectivas. 


-Sé que tienes las mejores intenciones, pero esto no esta tan bien como parece, ni nunca lo a estado.


-Sé que tienes razones para no estar bien, pero deberías poder recuperarte. 


-Siempre eh fingido vivir en algo falso, ese es mi trabajo, pero al final no tengo nadas solo un arma y una placa con la cual solo me convierte en otra agente. 


-Eh sentido esa sensación de ser algo falso, de desaparecer de querer dejar todo atrás y correr, llegar a olvidarse de todo y todos. 


-Rayh si muero no dudes en estregarles mis cartas.


-No dudare, pero recuerda que aún no has muerto y espero que no sea así. 


Sonrió con una pequeña lagrima bajando por sus mejillas. 



Halsey L.

#4195 en Otros
#651 en Humor
#6692 en Novela romántica

En el texto hay: suspenso, recuerdos del pasado dolorosos, drama amor

Editado: 18.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar