Z

Tamaño de fuente: - +

Suministros

Por la mañana me dirigí a desayunar a lo que antes era una heladería. De pronto sonó una voz acercándose que me puso alerta. -Sant! ¿Qué haces?-Preguntó sonriente John. -John... Me levanté para desayunar. ¿Y vos?-Dije cerrando los ojos. -Mal ahí, no te acostumbres a eso porque igual algunos días te toca vigilar la puerta.-Dijo riéndose. -Che, pero no me respondiste.-Dije levantando la cuchara del cereal. -Ah sí. ¿Queres ir a salvar personas que encontremos por ahí? Si alguien tiene que salvar a los demás, qué mejor que nosotros que tenemos recursos...-Dijo mirando hacia un costado.-Sant...-Susurró-Ahí viene Altamirano.-Volvió a bajar la voz. -Hey Sant! ¿Podrías acercarte?-Grito Altamirano en el lobby. Me diriji a la entrada del ascensor que no funcionaba por falta de electricidad. -Que pasa Altamirano-Dije mirando hacia fuera del hotel-shopping. -Los recursos no son infinitos. Y con suerte nosotros tenemos hasta 4 días más de agua y 3 de comida... ¿Aceptaste la propuesta de John de buscar supervivientes?-Dijo levantando una ceja -Si, lo hice. Anda al grano-Le dije riéndome. -Es asunto serio... Si el sigue trayendo gente vamos a necesitar más recursos. Vos, el y Jeremías van a ir a varias tiendas con un auto de los aparcamientos y van a saquear lo que más puedan. En la habitación 6 hay diversas armas para su exploración y recolección de recursos.-Dijo aclarándose la voz. -Okey... Les voy a comunicar a los pibes...-Dije sonriente. -Nos vemos Sant.-Decía mientras se iba. Volví hacia John y vaya coincidencia, Jeremías estaba ahí hablando con el Galés. -Che! Vamos a la habitación 8 a buscar armas, les explico en el camino. Subiendo las escaleras hasta el segundo piso: -Sant! You darnos explicaciones.-Dijo John. -Tenemos que ir a buscar armas para buscar recursos y si podemos darnos el lujo, supervivientes.-Dijo fijando la vista en el pálido Jeremías. -Good! Si lo aceptaste-Sonreía el Galés. -Ya quería hacer este tipo de cosas...-Dijo Jeremías haciendo una sonrisa falsa. **1er piso: Habitación 1 (Habitación de Edward), 2 (Habitación de Sant) y 3 (Habitación de Marta). **2do piso: Habitación 4 (Habitación de John), 5 (Habitación de Altamirano), 5/6 (Habitación de Idit),6 (Habitación de Marco). **3er piso: Habitación 7(Sala secreta), Habitación 8(Armas), Habitación 9(Habitación de Jeremías), 10(Más literas). **Lobby: Lobby, Sala de planificaciones, Heladería, McDonald, Ascensor sin luz, Almacenamiento, Salas con un uso no especificado. **Piso Z: Televisión gubernamental, Prisión, Francotiradores de caza. Salimos del edificio con nuestras armas en mano y cargadas. Una metralleta, un revólver y una 9mm eran. -Jeremías revisa el jeep de allá-John apuntaba hacia uno de los últimos autos de aparcamiento. -No hay combustible...-Dijo cruzado de brazos. -Emmmm, tengo una idea... Busquemos el auto que dejamos a dos cuadras cuando vine aquí-Dije mirando detrás de la reja. -Ok, Let's go! Los tres se dirigen hacia el auto gris de John y lo hacen arrancar. Una horda pequeña se oye a lo lejos pero no le dan importancia. Una hora pasa hasta llegar a la última tienda. Extrañamente no había muchos muertos por ahí, algo que preocupo a Jeremías, porque si los caminantes no estaban ahí, estaban en una horda persiguiendo humanos o simplemente atraídos por un ruido ambulante. -John, esta es la última tienda, ¡Precaución chicos!-Dijo Jeremías. -Si, abrí la puerta y nosotros te cubrimos.-Dijo el Galés. Jeremías abre la puerta y los tres corren hacia los estantes, buscan todo lo que pueden. Altamirano les había pedido algo, Sant intentaba recordar tienda por tienda. Hasta ahora tenía esto: LISTA DE SANT: -Comida no perecedera. Listo! -Algún motor y una batería de auto. Motor, Listo! -Linternas y cámaras. Listo! -Ropa de talle L, X, S y XL. Listo! -Tarros de agua. Listo! -Caños. -Herramientas. Casi Listo! -Armas. Balas de revólver y 9mm listo! -Combustible. -Frezzer y carne. Listo! -Productos químicos casi imposible de encontrar. Estaba todo lo que se podía conseguir. Jeremías pierde el ritmo y se golpea contra un estante. -Oh, lo siento! Corran!!-Gritó el joven. Unos gemidos hambrientos se podían escuchar, los caminantes se estaban acercando. -Cuidado un Destripador!-Gritó John. -Un Unguibis?! Que mierda?! Será aquel de la otra vez?!-Se asustó Sant. -Un Unguibis Aureis es extremadamente hostil en una horda, pues sus sentidos se amplifican y gana la capacidad auditiva durante unas horas. -Ok, vamos, tenemos que correr. Hacia el Este, hacia donde iban, igual encontramos a algo o alguien allí. -Me parece bien.-Dijo Jeremías empezando a correr. -Se está acercando el Destripador!-Gritó John. -Mierda, sigan corriendo y doblen en la siguiente esquina, después volvamos!-Rugí asustado. Corrieron y corrieron, perdieron al Destripador fácilmente, pero Jeremías se había perdido en un intento de contraataque. John y Sant lograron dejar los suministros. -Y Jeremías?-Preguntó Altamirano. -Se perdió...-Mire hacia abajo mientras quería golpear algo o alguien. -No temas, sabe defenderse... Lo conocí antes de la infección y es fuerte, podrá ganarles a esos estúpidos cadáveres.-Sonrió Altamirano. -Si, pero mañana mismo empezaremos una búsqueda.-Dije levantando la cabeza con odio hacia su comentario ''aliviador''.



Black Memories

#317 en Ciencia ficción
#1851 en Otros
#266 en Acción

En el texto hay: zombies, zombies y infecciones, zombies en argentina

Editado: 20.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar