Zafarí Un Nuevo Hogar

Tamaño de fuente: - +

La Búsqueda

🐵🦍🐶🐺🐅🌿🦁🌿🐯🐰🐘🦏🐿️🐦

Un día cálido de agosto, cuando el dueño de un zafarí se dio cuenta que la venta de boletos no bastaba para cubrir los gastos de funcionamiento del lugar, tomó la sabía decisión de regresar nuevamente a los animales a su habitad natural, pues así no tendría que cubrir una cuantiosa cantidad en los gastos de alimentación de todos. 
Cuando los animales llegaron a su nuevo hogar, inició la difícil tarea de construir una nueva sociedad. Los animales disgustados por la terrible noticia, empezaron a alterarse, no sabían qué pasaría con ellos, no sabían que sería de sus familias.
Esa noche, después todos andaban buscando alimentación, solo encontraban pasto, semillas, y pequeñas ramas. Pero siempre hay alguien que trata de ir más allá de lo que los demás piensan estar. Ese era Kendry Mandela El león más fuerte de África, estuvo exporando toda esa mañana, mientras dejaba pequeños rasguños en los árboles y señas en el suelo, para así poder regresar al lugar donde estaba la mayoria.

(Mientras lo persigue). Oye Kendry, ¿A donde vas? - Decía Erik el Tigre.

-- Estoy buscando comida, no he comido desde ayer.

Ven, vamos a mi casa, no tengo tanto, pero... al menos así no morirás. 

-- No te preocupes, no quiero quitarle la comida a tu familia. 

No lo haces, yo te estoy invitando.

-- No insistas y vuelve a tu hogar, tu esposa a de estar preocupada.

Esta bien, volveré. Si necesitas ayuda solo dime.

-- Adiós Erik...

Adiós Kendry.

Entonces Kendry, emprendió un viaje corto, igual solo encontraba semillas y un verde pasto que aparecía mientras caminaba. Para él era una gran señal, sus padres le habían dicho de pequeño que cuando viera pasto verde, siguiera buscando más y más, así encontraría el tesoro de la madre naturaleza, Que nunca se rindiera por pequeños problemas que trae la vida.

(En su mente). Oh mira, una flor, creo que seguiré caminando...

(Sorprendido). Oh vaya escucho algo por aquel lado. creo... que es... siiii... un arroyo, lo esencial para la vida.

Kendry estaba muy sorprendido por lo que veían sus ojos, era algo espectacular, no había otra cosa más que pura naturaleza: agua, flores, árboles grandes... un gran hogar para vivir.

Kendry empezó a comer de todo lo que veía, pero en su mente se estaba torturando después de haber comido por 2 horas continuas, él pensaba en que estaba haciendo algo mal, que debía ayudar a todos, que no solo era para él, sino para todos los animalitos que estaban en la sabana.



Miguel Ayón

#3106 en Fantasía
#4036 en Otros
#1510 en Relatos cortos

En el texto hay: cuentocorto, sociedad fantastica, animales fantasticos

Editado: 27.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar