Zafiro

Tamaño de fuente: - +

Capítulo XXXI

¿Quieres jugar? Yo, si. 

—¿Quién es?— pregunto entre dientes.

—Escucha, ni loco voy a dejar que te metas más hondo.

—No puedes tomar esa decisión por mí, es mi hijo.

—Y el mío también, y ya yo la tome.

—Christopher...—digo apretando más los dientes y resoplando como animal peligroso.

—Quiere quitarte de medio para obtener los contactos directos de los mejores traficantes del mundo.—me dice. — ¿Si sabes de lo que te hablo?

¿Qué sí sabía?

Demonios.

¡Claro que lo sabía!

Se más de lo que me hubiera gustada saber y descubrir de la vida de él.

Si de algo no estaba preparada, era para conocer la otra cara de Diego Baermann, mi padre.

Respiro hondo para relajar los músculo que están tensos bajo mi blusa y pantalón, pero es imposible. El lápiz que tengo entre mis manos lo quiebro a la mitad debido a la rabia que recorre mis sistema sanguíneo. Es imposible no sentir todo esto...imposible.

La mirada de Christopher sigue mostrándose interrogante, quiere saber qué tanto se de los negocios de Diego, si lo mismo que él o más que él, pero a este punto creo que estamos en iguales condiciones, no creo que haya algo más por descubrir de él.

Al igual que yo, puedo notar su cuerpo tenso por aquel traje gris que realza el azul pacifico y tenue de sus ojos pequeños, una barba de días adorno el contorno de su cara y su cabello claro un tanto largo cae de lado, eso me hizo recordar años atrás, donde me encantaba enterrar mi mano entre su suave cabello y halar ese mechón rebelde que por mas fijador que se pusiera siempre hacia lo que quisiera, y veo que si igual.

Al ver que no iba a responder a su pregunta afirmativa se hizo para atrás en la silla y se recostó en ella, pero no dejo de mirarme y escudriñarme, tratando de leerme y así, de esa manera, obtener una respuesta.

—No sé dónde está esa lista. Si se de todos los negocios y conozco algunos contactos, pero no todos. —digo sinceramente.

—Lo sé, sé que me estás diciendo la verdad.

—¿Porque estas tan seguro? Puedo ser una buena mentirosa, como tú...—por más que quise, no pude evitar soltar un poco de veneno.

—Te conozco, sé cuando mientes y cuando no, pueden pasar los años...pero seguirás siendo la misma chica alocada, soñadora y feliz que conocí años atrás. Eres la misma, aunque trates de esconderte y te quieres hacer creer a ti misma, que los años te cambiaron, pero fue así.

—No soy la misma.

—Físicamente...

—E internamente.

—Miéntete, eso nunca lo vas a cambiar. —veo una chispa de reproche cruzando su rostro, pero solo fue un breve destello.

Muerdo mi lengua, porque una ola de veneno iba azotar de forma brusca su cara.

La conversación está tomando un giro, que no quiero, hay que retornar el punto.

—Christopher, si sabes quién es, tienes que decírmelo.

—¡Estás loca! Se de lo que serias capaz de hacer. No te voy a exponer a ti, más de lo que ya estas, y mucho menos a nuestro hijo. Conformate con saber que mientras no te adentres más, —hace un gran énfasis en las palabra más— En los negocios sucios de Diego, y me tengas a mí, nada les pasara.— su forma de hablar era de protección al extremo. Una cierta parte de mi está aliviada, es el bienestar de nuestro hijo y tengo que mantenerlo a salvo. Pero, otra parte de mi está ardiendo por no tener el control.

—Hace mucho tiempo que yo corro peligro Christopher —aparto mi mirada de la de él, y la enfoco en el ventanal de mi oficina— Y tú, mejor que nadie lo sabe.

—De este peligro puedo protegerlos. —dice con seguridad.

—¿Por cuánto tiempo?—me atrevo a mirarlo.

La duda atraviesa sus ojos por unos segundos, pero tan solo fueron eso, segundos. Rápidamente fue reemplazada por su semblante cotidiano. No sé cómo interpretar aquello. Bueno o malo. ¿Quién puede saberlo? Christopher es así, impredecible. Nunca sabes qué trama bajo ese semblante calmado y relajado.

Lo único seguro que sí sé, es que acudiendo a él, el hijo que procreamos estará salvo de aquel acecho latente.

—Tú déjame esto a mí. Solo mantente lejos de los negocios sucios de Diego— me advierte antes de marcharse de la oficina.



KatheHerrera__

#3719 en Thriller
#2123 en Misterio
#1632 en Suspenso

En el texto hay: traicion, suspenso y romance, misterio y suspenso

Editado: 01.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar