Zafiro: La Implosión De Una Vida Vieja

Tamaño de fuente: - +

TREINTA

Desde hace cinco minutos que el timbre sonó pero no me preocupo por la tardanza. El nuevo profesor de Cálculo suele llegar más tarde que yo. Así que tengo tiempo suficiente para ir a mi casillero y sacar el bendito libro que siempre olvido.

Abro la cremallera de la mochila y verificó que el Vademécum siga estando adentro. Lo está. Suelo traerlo conmigo ya que aún no encuentro un escondite perfecto para dejarlo.

Cuando llegó ante mi casillero me sorprende enormemente ver un sobre pegado con cinta adhesiva sobre la taquilla, pienso que quizá es para alguien más pero me equivocó porque tiene mi nombre escrito en el. Lo quito sin la menor preocupación y lo rasgo sin importarme quién lo haya dejado.

Hay una pequeña nota adentro.

 

Me vengaré.

. J.B.

 

No tengo la remota idea de quién sea J.B. pero quién sea, creo que me odia. Y eso era lo que me hacía falta.

Un nuevo enemigo desconocido.

Golpeó mi casillero y no siento el dolor que normalmente uno debería de sentir. Me trago el coraje y me tranquilizo. Me mesuro y digo que por el momento no debe importarme aunque la curiosidad de saber quiénes se encuentra en cada rincón de mi cabeza.

Sacó mi libro de Cálculo y me dirijo al aula con el pensamiento de saber quién es J.B. Conozco a varios cuyo nombre empieza con J pero ninguno de sus dos apellidos empieza con B, o viceversa.

Sigo caminando y cuando cruzó por la vitrina de los trofeos una fotografía capta mi atención. El profesor Lodge está al lado de un muchacho joven, levantando su brazo mientras él sostiene un trofeo con verdadero triunfo y felicidad.

Leo el grabado de la placa.

 

Profesor Lodge con Jeremy Belloch.

Concurso de Cálculo Avanzado 2017-2

 

 Mi mente tarda un segundo en comprenderlo.

J.B.

Jeremy Belloch.

¿Por qué un ex alumno del instituto quiere matarme?

Y entonces recuerdo. Lodge tenía un Siervo, que fue alumno suyo.

Maldigo en voz baja y termino de entenderlo. Jeremy Belloch es el Siervo de Lodge, y quiere vengar su muerte porque básicamente las muertes ocurridas en la montaña Bermellón fueron culpa mía.

Bueno, no importa.

Lo estaré esperando para cuando quiera vengarse.

 

FIN DEL PRIMER LIBRO



Tacko Pérez

Editado: 28.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar