Zombies, Caos y su Mirada

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 1

algún maldito día del 2037
 


Ha sido la mañana más tranquila después del primer ataque hace 93 días.
Lucas hizo guardia toda la noche, así que me corresponde cubrir el perímetro hasta que despierte o le de hambre y comience a molestar.
Es extraño... mirar toda esta mierda alrededor, creí que sería divertido, pensé que podría hacerlo y mantener a salvo a los que quería pero sólo soy un tonto más. 
Si no fuera por Lucas ya estaría muerto pero en cambio estoy en mi vieja casita del árbol, sosteniendo un arma que en realidad no sé usar. A veces pienso en que ya sería buen momento para decirle que mi puntería se limita a videojuegos.
Aún no tienen una idea de lo que hablo. ¿Cierto?
Bien, todo comenzó el 17 de septiembre de este año, una mañana de mierda por cierto.
Los medios por fin revelaron la verdad o al menos parte de ella poco antes de que el caos comenzará.
Tiempo atrás todo era felicidad y esperanza, vamos la cura del cáncer no es algo que se vea todos los días. 
Ellos se hicieron millonarios en un abrir y cerrar de ojos a costa de miles de vidas.
También les creí, mi hermana podría recuperarse, todos sanarían y esa enfermedad quedaría en el pasado.
Todos quienes padecían de cáncer fueron vacunados con lo que creímos era "la cura" nisiquiera lo dudamos, sin saber que todas y cada una de esas personas estaban condenadas a convertirse en una de esas cosas sin alma.
Aún no logró descifrar como es que arruinaron al mundo entero tan rápido, simplemente tengo algo claro, vengare a mi hermana.


Ella comenzó a transformarse un día después del brote. Lo recuerdo perfectamente, como olvidarlo.

Mi madre me encerró en mi habitación cuando se enteró de todo, cuidaba de mi hermana por separado, tenía la esperanza de que ella fuera una excepción pero el virus ya la estaba consumiendo lentamente.
Fue desgarrador... escuchar como la vida se le iba y no recordar su última sonrisa.


Ese mismo día un sujeto hizo una transmisión de radio.
-Esto es culpa de "Los Erradicadores" todas las personas que recibieron la vacuna están infectadas no hay vuelta atrás. Por favor tomen en cuenta que la transformación culmina después de....
La transmisión fue cortada, no hacía falta saber lo siguiente, un par de horas después comencé a escuchar golpes en su habitación. Estaba hecho, mi hermana era uno de ellos.
Intenté salir pero me era imposible derribar la puerta. 
Los golpes aumentaron, después gritos, no sólo de mi hermana... hasta que pararon, eso significaba una sola cosa; alguien más había muerto.
Debí llorar como nunca en mi vida y pensé en mi padre. Estaba afuera, debía salvarlo así que me decidí por salir por la ventana.
-Andrew ¿Qué haces aquí?

No había más que decir, él se dejo caer al suelo y por primera vez lo vi llorar.
Mi padre era valiente, dijo que no podía ser real y corrió hacia la casa, no pude detenerlo, me quede como un tonto tirado en el suelo y así perdí a toda mi familia.
Pasaron cerca de dos horas antes de que intentará entrar a la casa, ojalá jamás lo hubiera hecho.
La peor escena que vería en mi vida estaba ante mis ojos.
Mi hermana destrozaba el brazo de mi padre, ella se dio cuenta de que estaba ahí, comenzó a gruñir. La sangre estaba por todas partes, su ropa, sus manos y su boca.
Su piel era demasiado pálida dejaba ver los moretones y en sus ojos inyectados de sangre ya no había rastro de vida.
En ese momento mis recuerdos de ella pasaron por mi cabeza, sentí un hueco en el alma.
Salí corriendo de ahí y ella me siguió torpemente. Cerré la puerta de la cocina y subí hasta la casa del árbol entonces comenzó mi pesadilla.
Mi hermana golpeaba la puerta y a lo lejos se repetía la situación, hora tras hora el caos aumentaba, no había duda el mundo había colapsado.
Esa fue la primer noche de muchas más que no pude dormir. Se escuchaban gritos, disparos y podía ver incendios alrededor.
Pasaron dos días antes de que la falta de alimento y la deshidratación me obligaran a bajar.
Me dirigí hasta el garage, seguramente la nevera de mi padre tendría algo.
Tome todo lo que pude y corrí de vuelta a mi escondite.
Los golpes de la casa habían parado desde anoche, no sabía si se había ido o seguía dentro.
Escuche como la ventana se rompía en pedazos y ella corría hacia mí, estaba dispuesta a matarme.
No corrí mucho antes de caer al suelo y mi muerte hubiese sido cruel y lenta de no ser por él. Me refiero al sujeto que derrama baba mientras duerme.
Pese al tiempo que ha pasado nunca le he agradecido por salvarme.
Bien en realidad sólo grito "Corre imbécil" y le disparó a mi hermana pero básicamente si le debo la vida no sólo por ese día sino todos y cada uno hasta ahora. ¡Larga vida Lucas!
 


 



Icarus Senpai

#669 en Terror
#7265 en Otros
#826 en Acción

En el texto hay: romance amor sangre, gore suspenso misterios

Editado: 19.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar