Las cronicas de Natasha

Las cronicas de Natasha

¿Un día normal?,

El sol brillaba en su máximo esplendor, los pájaros cantaban, los guardias vigilaban la entrada del palacio. Me encontraba en apoyada en el umbral de una enorme ventana desde donde se veían los campos de entrenamiento y quienes estaban allí

-Natasha siéntate por favor- La señorita Sibyl mi tutora nodriza (o mejor dicho el remplazo de mama), esta parada de espaldas a la puerta con su cabello rubio recogido en un moño apretado y sus ojos azules los cuales resaltan gracias a su vestido blanco con bordados dorados. Está enseñándonos a crear cosas, patético lose, no tiene sentido, lo se también - tenemos que continuar- agrego cruzándose de brazos

-está bien- dije acompañado de un suspiro. Me senté en la mesa redonda a regañadientes, quedando en medio de mis dos hermanas mayores. Vanessa mayor por 11 minutos y Eli mayor por 7 minutos (¡Mellizas!, ¿O era Trillizas?)

-Muy bien ¿dónde estaba?, ¡a si!, crear cualquier cosa es fácil, pero solo si es necesario o una emergencia, de lo contrario no funciona, ¿porque?, los poderes de la familias reales son dados por los dioses en una ayuda a emergencias, no para estar haraganeando y utilizarlos para hacer los deberes - Nuestra madre Julissa Angelique, es una de las soberanas del planeta donde vivimos, llamado Ghatar, según todos es una de las reinas mas (preferida por los dioses) poderosas del universo y la única de sus 3 hermanas que heredo los poderes de la familia real, dejándola a ella como la Reyna principal y a sus hermanas como encargadas de las provincias más pequeñas del planeta. Que linda ¿verdad?; y ya que ella pasa ocupada en los asuntos del reino es raro que la veamos, así que nos deja a cargo de Sibyl, la cual esta callada viéndome raro. ¿Hoy que hice?- ¿Puedes despertar? no es tiempo de soñar despierta- ups

- Si lo siento- dije acomodándome en la silla. La maestra carraspeo y continúo

-Muy bien, prosigamos. Vanessa ¿porque no nos haces una demostración?- pregunta. Mi hermanita, es una de las preferidas por su ''actitud'' obediente y por ser la primera en desarrollar sus poderes. ¿Genial no?- recuerda imagina tu objetivo- le dijo Sibyl. No lo crean, mi hermana no es lo que aparenta frente a todos, tristemente lo aprendí a las malas a no creerle nada- Muy bien, es un hermoso vestido Vanessa- Aunque ella no sabe lo que lo se

- Es para usted Maestra- dijo embozando una gran sonrisa

-Oh muy amable de tu parte- presumida- le dije a Eli con un movimiento de labios a lo cual ella respondió rodando los ojos y riendo. Vanessa mostro sus poderes a los 8 años, tenía una fuerza increíble capaz de arrancar un árbol desde la raíz, claro está que eso solo era el inicio de su fuerza ya aun así seguía pareciendo frágil y delicada

-Tu turno Eli- Eli tiene el extraño don de manipular las almas de los seres vivos, desarrollo sus poderes mese después de Vanessa, cuando uno de los empleados fue atacado por algo que hacía lo mismo que ella, nunca supe lo que era. A diferencia de la otra Eli tiene menos arrogancia y un mejor corazón también y yo no la odiaba, aunque también era de las favoritas - perfecto Eli, muy bellas flores-

-Gracias- Eli o Elissabat, cabello negro como sus enormes ojos, con una mirada que puede derretirte de ternura, o eso dicen. Ama maquillarse con colores suaves y fuertes- como el rojo, ama el rojo-y su uniforme de entrenamiento, color azul negro. Vanessa no es tan diferente, con cabello negro y rayos extrañamente verdes, ojos verdes, no le gusta maquillarse como a mí, su mirada no es suave pero si alegre y da miedo cuando esta enojada. Y yo Natasha Chanel, cabello extrañamente azul al igual que mis ojos (eso no es raro) sin maquillaje (a menos que Eli me obligue) uñas pintadas de negro. No soy una de las favoritas ¿porque?, no porque no lo quieran, sino porque dicen que soy demasiado, rebelde y fría. ¿Enserio?, enserio no me importa, no me conocen por eso no saben la razón de mi actitud, excepto mis amigos

-Natasha tu turno- Dijo la maestra, a lo cual respondí con un mueca

- Okey- no me gustaba hacer estas cosas ¿porque?, porque simplemente no era buena en esto de crear cosas que no tuvieran vida, además había adoptado la costumbre de hacer broma. Desarrolle mis poderes a los 14 (un retraso muy prolongado), gracias a un pequeño problema en un entrenamiento, además no estaba pasando por la época más bonita. Puse mi mente en blanco y solté un suave suspiro e imagine mi objetivo, un lámpara de mesa con su luz color rojo y mi nombre estampado en ella, abrí mis ojos al sentir una corriente salir de mi manos y tadan la lámpara, soy la mejor (gracias a los 3 grandes no era una serpiente)

- Bien hecho Natasha, es una hermosa lámpara- dijo la maestra con una gran sonrisa

- Ya era hora- dijo Vanessa con tono burlón a lo que yo le respondí con una mueca, calmada chica

-Muy bien, tengo que irme pero nos vemos mañana niñas-



cookie

#35245 в Фэнтези
#5268 в Городское фэнтези
#24164 в Разное
#6640 в Драма

В тексте есть: dioses, amor, dragones

Отредактировано: 02.01.2018

Добавить в библиотеку


Пожаловаться